Cargando...

Fondos De Inversión En America Latina: Retos Y Oportunidades

Liderazgo Intelectual

POR: Alejandro Cofiño


¿Cual es el rol del capital privado y los fondos de inversión – conocidos mundialmente como “private equity” – en el desarrollo de negocios y crecimiento en Latinoamérica? ¿Cuál es la regulación aplicable en diversos países tales como México, Brasil, Argentina y Colombia? ¿Cuáles son los retos que tiene ésta industria y los países receptores de inversiones privadas para seguir creciendo y aprovechando oportunidades en la región?

Hemos notado que Latinoamérica es bien percibida por los principales fondos de inversión por las oportunidades que representa. El interés de dichos fondos de inversión se concentra más, por el momento, en inversiones a largo plazo con la estrategia correcta y opciones de salida (exit strategy). La inversión en infraestructura en toda la región pareciera que es la necesidad mayor en el corto y mediano plazo y el área de mayor oportunidad para el capital privado y los fondos de inversión.

Sin embargo, captar este interés mediante la inversión privada representa un gran reto por la inexistencia de regulación en varios países y poco conocimiento del tema. Por ello, las leyes del Estado de Nueva York siguen teniendo gran influencia en las transacciones de private equity y los abogados de dicha jurisdicción siguen liderando las mismas, apoyándose en los abogados locales para temas específicos.

Ciertas regulaciones de inversión de capital privado y fondos de inversión de algunas jurisdicciones (p.ej. EEUU, México, Colombia, Chile) son consideradas “sofisticadas” en contraste con otras que apenas empiezan a analizar el tema y facilitar las oportunidades (p.ej. Argentina, Perú) y las más atrasadas que aún no han detectado ésta importante industria como un agente adicional para incrementar el crecimiento y desarrollo económico (p.ej. Centroamérica).

Sin duda, es necesario que los países Centroamericanos identifiquen esta área de importante crecimiento y generen las facilidades para que el capital privado y los fondos de inversión empiezan a ser un actor importante en nuestros mercados transaccionales y el desarrollo de infraestructura, logrando así tener una fuente adicional de recursos financieros que permite mayor flexibilidad y dinamismo para acoplarse a las necesidades de una transacción o proyecto determinado.

 

Alejandro Cofiño