Conclusiones sobre el Panel Choque de Trenes - Amparo a Sentencias de casación

El tema del amparo contra las sentencias de casación es uno de alto interés en el derecho Guatemalteco debido a la complejidad de las tensiones y conflictos jurisdiccionales que pudieran resultar entre la Corte de Constitucionalidad (CC) y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en el discernimiento de la ley, fenómeno conocido como “Choque De Trenes”.  El principio de legalidad y seguridad jurídica pudiera verse afectado en casos en los que las competencias de ambas cortes parecieran superponerse o no identificarse con claridad.

Con el objetivo de crear un espacio público en el que representantes de ambos Tribunales y representantes de la práctica del derecho en el área del litigio en Guatemala pudieran aportar a este interesante tema en aras de respetar y ser congruentes con las competencias de ambas partes, el Instituto Guatemalteco de Derecho Procesal convocó a un panel titulado “Choque de Trenes: El Amparo Frente a las Sentencias de Casación”, evento que tuvo lugar el pasado 11 de mayo. Para este importante panel, el IGDP seleccionó, por su amplia experiencia como abogado litigante en Guatemala, al Lic. Estuardo Mata Palmieri como moderador en el evento.

Los miembros del panel aportaron importantes argumentos acerca de cuales criterios deberían atenderse a fin de resguardar la seguridad jurídica y ofrecer resolución de controversias presentadas ante el sistema de justicia en armonía entre ambos Altos Tribunales.

El Licenciado Estuardo Mata Palmieri felicita a los organizadores del evento a la vez que aporta la siguiente conclusión:

“La posibilidad de plantear amparo contra las sentencias de casación reafirma el principio de que todos los órganos públicos están sujetos a la Constitución y reconoce el carácter de la Corte de Constitucionalidad como órgano de cierre en materia de interpretación de los derechos fundamentales pero, al mismo tiempo, debe reconocerse la superioridad jerárquica de la Corte Suprema de Justicia en materia de control de legalidad, siendo necesario, para efectos de lograr el equilibrio de competencias, que la Corte de Constitucionalidad se fije -y desarrolle a través de una jurisprudencia sistematizada- límites claros y precisos al momento de conocer de las acciones de amparo contra estas sentencias, de tal suerte que su análisis se concentre en aspectos estrictamente constitucionales sin involucrarse en temas de escogencia, alcance o interpretación legal o de valoración de las pruebas y se abstenga de sugerir o imponer formas de resolver con respecto a estos temas.”